Ir al contenido principal

Ir al menú de navegación


Ir al menú de navegación

El estudio de arquitectura danés BIG (Bjarke Ingels Group) diseñará el edificio GOe en Donostia-San Sebastián

13 Mayo 2022

La propuesta “Olatuen bidea -Camino de las Olas”, del estudio de arquitectura danés BIG (Bjarke Ingels Group), se ha proclamado vencedora del concurso internacional para la dirección de las obras de construcción del edificio GOe – Gastronomy Open Ecosystem de Donostia San Sebastián, convocado por Basque Culinary Center. Un espacio que simboliza la unión entre gastronomía, talento, ciencia, innovación, emprendimiento y ciudad.

El alto nivel de los proyectos presentados ha propiciado una intensa deliberación entre el jurado que, finalmente, se ha decantado por este proyecto por su singularidad arquitectónica, por integración del edificio en el entorno, y su capacidad para mejorar los espacios públicos que lo rodean al dotarlos de actividad y de carácter propio, generando nuevos espacios de interacción y relación entre la ciudadanía. BIG ha sabido responder, desde un punto de vista de diseño, a la misión de GOe que es innovar y explorar los límites de la gastronomía, con el objetivo de crear, de manera colaborativa, el futuro de la gastronomía.

Siguiendo la esencia de GOe, BIG crea una nueva tipología de edificio que se convierte en una metáfora que simboliza la investigación, la innovación y el emprendimiento gastronómico desde el territorio, un espacio arraigado en la ciudad que se nutre de sus referentes y tradición. Un edificio que combina las relaciones entre talento, creación y conocimiento y que pretende convertirse en punto de encuentro para la ciudadanía ofreciendo nuevos entornos para la vida social, la cultura, la investigación y la gastronomía.

 

Olatuen bidea - Camino de las Olas

El proyecto “Olatuen bidea -Camino de las Olas”, denominado así por la particular silueta exterior ha sido seleccionado por su integración en el entorno, los aspectos sostenibles, la versatilidad de espacios y su funcionalidad. Se trata de un espacio que se ajusta a las cambiantes necesidades que convivirán en GOe.

Destinado a acoger actividades de investigación, innovación, experimentación, emprendimiento y formación de posgrado en el amplio sector de la gastronomía, GOe generará una concentración de talento única en el mundo. El edificio, además tiene la sostenibilidad y el paisajismo como uno de los valores clave. “Con el diseño que desarrollamos para el restaurante NOMA en nuestra casa, Copenhague, tuvimos el gran placer de colaborar con Rene Redzepi, una de las mentes más brillantes de la gastronomía moderna. Con este trabajo realizado para GOe (Gastronomy Open Ecosystem) en Donostia-San Sebastián, estamos más que entusiasmados de llevar nuestra exploración arquitectónica del mundo de la gastronomía al siguiente nivel. Concebida como una extensión arquitectónica del paisaje urbano de la ciudad, nuestra propuesta libera el espacio y proporciona parques en el techo para invitar a la ciudadanía a participar con el arte y la ciencia de la gastronomía. Ubicado en la ruta por la que transcurre el Camino de Santiago, creemos que esta fusión arquitectónica de gastronomía y tecnología, ciudad y naturaleza, y edificio y parque, tiene el potencial de convertirse en destino para los peregrinos culinarios de todo el mundo” ha afirmado Bjarke Ingels, Fundador y Director Creativo de BIG-Bjarke Ingels Group.

Situado en el barrio de Gros el edificio está situado en un terreno donde la orografía es aprovechada, al igual que sucede en la sede del Basque Culinary Center, para la definición del edificio. GOe genera una nueva plaza pública que funciona a modo de punto de encuentro y diálogo entre la gastronomía y la ciudad. Además, las olas del edificio se comportan como terrazas abiertas a la ciudadanía que conectan lo que sucede en el interior de edificio con el exterior. Es un edificio que mantendrá el diálogo con la ciudad, aportando espacios que fortalecen el ámbito urbano en el que se encuentra integrado

La configuración de los accesos, la distribución de las diferentes áreas por plantas, la propuesta de un auditorio-grada polivalente y un espacio expositivo, como elemento vertebrador de la actividad de GOe, responden a la necesidad de unir y organizar los diferentes ámbitos, permitiendo a su vez la interacción entre las piezas que conforman “Olatuen bidea -Camino de las Olas”.

Precisamente, una de las cualidades más positivas de la propuesta, es que ha sabido integrar coherentemente este espacio en el entorno natural y cultural teniendo en cuenta el contexto de la ciudad, incluso los materiales habituales de construcción del territorio. Ejemplo de ello son, las referencias de construcción adquiridas del camino de Santiago, las notorias esculturas de Eduardo Chillida en Donostia o las formaciones rocosas del Flysh, que se pueden ver reflejadas en los materiales y geometrías que conforman edificio.

Asimismo, la cubierta ajardinada, como una prolongación del monte, y las diferentes terrazas, permitirán mantener la cualidad de “parque” que actualmente tiene la parcela y la creación, la localización y la dimensión de la nueva plaza proyectada a nivel de la Avenida de Navarra, brindará un punto de encuentro con la ciudad.

Otro de los elementos primordiales de la construcción será un espacio, que constituye la columna vertebral del edificio y que conectará los diferentes espacios, dando significado físico a la frase “del campo a la mesa”, al permitir obtener los productos locales en el simbólico “mercado” de la plaza, innovando en la preparación dentro de las cocinas, aulas y laboratorios escaparate a lo largo del camino y sobre el plato del restaurante al final del recorrido. “Configuramos el edificio de GOe y sus espacios públicos y privados partiendo de la modularidad de una cocina óptima; en este sentido, la fachada, que llega al techo, consigue extender en cierto modo el paisaje y los espacios públicos del edificio, y tanto los interiores como los exteriores del mismo, tienen la capacidad de estar en constante movimiento. Agitándose suavemente desde el terreno, GOe será un “buen vecino y ciudadano” de Donostia - San Sebastián, ofreciendo una ventana al descubrimiento gastronómico global mientras crea nuevos espacios públicos, plazas, parques y miradores” declara  João Albuquerque, Partner de BIG Barcelona.

Además, GOe será diseñado con una mentalidad innovadora, teniendo en cuenta la versatilidad de cada área y proporcionando flexibilidad absoluta y máxima modularidad en cuanto a la configuración del espacio, posibilitando transformar una habitación con el uso de mobiliario móvil, en cocina, laboratorio o incluso espacio de prototipado. El proyecto de ejecución deberá desarrollarse en el plazo aproximado de 9 meses, y, tras él se dará paso al comienzo de las obras alrededor de marzo de 2023. Una obra que se estima que finalice a finales de 2024. Además, está contemplada la activación de un proceso de participación con creativos locales orientado a que se integren en el desarrollo del edificio.

Tal y como ha subrayado Joxe Mari Aizega, Director General de Basque Culinary Center, “GOe - Gastronomy Open Ecosystem - conforma la estrategia de futuro de Basque Culinary Center, afianzada en la visión Gastronomía360. Es un espacio en el que confluye talento, investigación, innovación y emprendimiento con el objetivo de convertirse en un referente a nivel internacional que explorará los límites y el futuro de la gastronomía. La propuesta de BIG "Olatuen bidea - Camino de las Olas" representa el espíritu GOe, un espíritu abierto, colaborativo y participativo. Un edificio que no solo se integra en la ciudad sino que genera nuevos espacios de diálogo y relación. Un proyecto que gracias a la colaboración público-privada reforzará el posicionamiento de Donostia-San Sebastián como territorio donde se crea e innova en el futuro de la gastronomía”.

Asimismo, Arantxa Tapia, Consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, ha destacado que “Conocemos hoy un edificio singular que va a albergar un proyecto también singular. GOe es una palanca fundamental de la iniciativa público-privada The Food Global Ecosystem, en la que junto con más de 60 empresas trabajamos para atraer proyectos de innovación, talento emprendedor y startups del ámbito agroalimentario. Las empresas y las necesidades de las personas emprendedoras son el foco de la actividad del ecosistema. El alcance y ambición del proyecto es global y a medio plazo se pretende que Euskadi sea uno de los principales referentes mundiales en materia de innovación tecnológica y de conocimiento en el ámbito de la alimentación.

Hoy participan en el proyecto empresas de todo tipo, en cuanto a su naturaleza, alcance geográfico y subsector de actividad, estando representadas las principales cadenas de suministro como la láctea, pesquera, cárnica, vegetales y verduras, así como fabricantes de bienes de equipo para la necesaria transformación tecnológica del sector. La capacidad de tracción de pymes que tienen todos los socios es enorme y estamos consiguiendo un equilibrio de grandes y pequeñas empresas involucradas en la transformación del sector. Todas ellas, suman una facturación de 12.000 M€ y emplean a más de 41.000 personas”

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, ha recordado que el conjunto del territorio está realizando “apuestas innovadoras, de enorme relevancia”, orientadas a fortalecer “los sectores que garantizarán los puestos de trabajo y la actividad económica” en las próximas décadas. “Gracias a su tradición y al talento acumulado durante años, así como por el trabajo realizado por Basque Culinary Center, Gipuzkoa es un referente internacional en el ámbito de la gastronomía y el sector alimentario, unido además a valores de innovación y de calidad. GOe nos permitirá dar un salto en la ambición de ser referentes en la gastronomía del futuro”, ha apuntado.

El alcalde de Donostia / San Sebastián, Eneko Goia, ha señalado que el proyecto de Gastronomy Open Ecosystem va a suponer un nuevo hito en la ciudad. En primer lugar, ha señalado, "un hito arquitectónico, al proponer un proyecto de alto nivel y que va a contribuir a situar un nuevo referente en la ciudad y a mejorar urbanísticamente el entorno de Gros" . Y, por otro lado, "al fortalecer un referente como es el Basque Culinary Center, al convertirlo en un polo de atracción de talento y de proyección de Donostia, Gipuzkoa y Euskadi como agente de innovación en el ámbito gastronómico".              

"Donostia tiene un lugar en el mundo y, en especial, en el mundo de la gastronomía. Parte de ese logro tiene que ver con iniciativas como el BCC. Ahora queremos dar otro gran paso y abrir nuevos caminos en el ámbito de la cocina y de la gastronomía, en los que hemos sido, somos y queremos seguir siendo pioneros y referentes a nivel mundial", ha señalado Goia. 

Desarrollado por: www.dedomultimedia.com